Nuestro día a día en vidas se basa en llevar a cabo actividades funcionales orientadas a mantener todas las capacidades cognitivas y físicas de nuestros usuarios, a través de actividades significativas para ellos y de esta manera conseguir objetivos a través de la motivación intrínseca de las propuestas.

Los tipos de actividades que trabajamos en VIDAS se pueden dividir en:

Cognitivas: son actividades que tienen el objetivo de recuperar, mantener y fortalecer las capacidades funcionales de las personas mayores: la memoria, la atención, la orientación temporo-espacial, el lenguaje, la escritura, reminiscencia, entre otras.

Ocupacionales: son actividades que tratan de mejorar la vida de las personas mayores favoreciendo su independencia/autonomía en la realización de tareas cotidianas (aseo personal, alimentación, cuidado del hogar, marcha, etc.), en la estimulación de sus capacidades sensoriales, trabajando sus capacidades motoras, potenciando sus habilidades psicosociales, impulsando su creatividad, etc.

Lúdicas: se desarrollan con el propósito de potenciar las habilidades cognitivas, funcionales y sociales de los mayores. El programa puede incluir actividades genéricas para trabajar aspectos concretos ligados con el envejecimiento y actividades más específicas según los gustos de los usuarios. Estas actividades incluyen: técnicas de relajación, musicoterapia, talleres de manualidades, bingo.

Físicas: Entre ellas podemos destacar: gimnasia activa o pasiva, reeducación de la marcha, ejercicios de fuerza, estiramientos, equilibrio, ejercicios de psicomotricidad, paseos en compañía, gimnasia orofacial...

Las actividades ofertadas en los centros de día pueden realizarse individualmente o de forma colectiva en clases compuestas por usuarios con las mismas necesidades. Además, dichas actividades se renuevan progresivamente, introduciéndose modificaciones según los resultados obtenidos y las opiniones de los mayores.

Horario de actividades
A continuación os dejamos unas fotos de nuestro día a día: